“Juan es un pelota!” Cómo inferir y no morir en el intento…